Corredor Mediterráneo

Corredor Mediterráneo y actividades relacionadas

Bienvenido

La ciudad de Málaga presiona para invertir en el Corredor Mediterráneo.

El Ayuntamiento de Málaga solicita una mayor inversión en el Corredor Mediterráneo y en el soterramiento de vías del tren dentro del puerto de la ciudad. Al mismo tiempo se instar al Gobierno a aumentar las partidas destinadas al corredor mediterráneo en sus diferentes tramos, y al mismo tiempo incluir una cantidad presupuestaria en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la conexión por tren de Alta Velocidad entre Málaga y la zona occidental de la Costa del Sol. Por otro lado, se pide al Ministerio de Fomento una modernización del trazado para el tráfico de mercancías y también el soterramiento del tren que contiene dichas mercancías.

En el apartado de soterramiento de las vías del tren dentro del puerto, se ha aprobado una moción que solicita un estudio técnico en el que se refleje el retorno económico de dicha inversión. Asimismo, se requiere una modernización del trazado para el tráfico de mercancías y el soterramiento del tren que permita la carga y descarga de contenedores, así como la expedición de trenes desde el interior del puerto.

En el pleno del Ayuntamiento se ha señalado que no ejecutar el corredor mediterráneo «es estrangular» a Andalucía y la provincia de Málaga. Si el interior del puerto Málaga no está conectado por eje del mediterráneo con una ramal rápido y eficiente, es crear un cuello de botella que estrangulará la economía, la logística y el transporte. En los últimos años no se ha invertido en las conexiones ferroviarias, aunque sí se ha cedido a proyectos privados y posiblemente especulativos, por ello es necesario un impulso a esa infraestructura ferroviaria, que será más productivo que otras construcciones en otras zonas de España que ahora se quedan vacías.

Hace 8 años se diseñó un trazado del corredor mediterráneo que dejaba fuera a la ciudad de Málaga, ya que conectaba Algeciras con el centro de Europa (más de 3.500 kilómetros) pasando por Antequera y Granada. Ahora se espera que la capital disponga de algún ramal para unirse a Bobadilla, Antequera y Algeciras, y al mismo tiempo aprovechar la conexión central que unirá Algeciras con el norte de España vía Madrid.

La mayor parte de la financiación de la infraestructura proviene de Europa, sin embargo las obras van muy lentas, y es probable que no se cumpla la fecha de finalización para el 2025. Por ejemplo el trazado Algeciras-Bobadilla está en proyecto y con un ritmo muy lento, aunque el proyecto sí mejora desde Bobadilla-Granada. En su día se argumentó que el corredor pasaba por Antequera, ciudad estratégica por ser el corazón logístico de Andalucía, aunque se dejaba fuera a la capital y la Costa del Sol por exportar pocas mercancías.

A finales de abril el movimiento #QuieroCorredor ha llegado a la capital de Málaga buscando adhesiones a una infraestructura clave para el desarrollo del arco mediterráneo. Al mismo tiempo se ha ofrecido información a los ciudadanos sobre la importancia del proyecto, que según indica unirá en 2025 Algeciras y Perpiñán. El proyecto #QuieroCorredor es una iniciativa privada con el objetivo de solicitar la culminación de esta red ferroviaria que hará más competitivos los territorios por donde pase.

Más información en:

https://elcorredormediterraneo.com/quierocorredor/

 

Pequeño empujón a El Corredor Mediterráneo de Murcia a Almería.

Según informa La Verdad de Murcia, Adif expropia más de 1.250 parcelas entre Lorca y Sangonera para el reactivar el Corredor Mediterráneo en dicha zona. La actuación corresponde a 5 municipios y más de 1´6 millones de metros cuadrados. El objetivo es disponer de los nuevos terrenos de Murcia, Librilla, Alhama, Totana y Lorca para construir nuevas vías.

El tramo afectado corresponde a casi 50 Km y va desde Sangonera a Lorca, y para ello se ha expropiado las 1250 fincas de unos 1.000 propietarios, especialmente de terrenos agrícolas. La franja de terrenos afectados discurre principalmente en paralelo a la vía férrea en servicio, con el fin de aprovechar el pasillo actual. En un futuro esas vías transportarán viajeros y mercancías.

Posteriormente se realizarán más expropiaciones en Murcia y Almería, especialmente en la comarca del Guadalentín. Adif desea poner en marcha los 7 tramos que quedan por adjudicar entre Murcia y Almería, es decir, los de Nonduermas a Sangonera, de Sangonera a Lorca, de Lorca a Pulpí, de Pulpí a Vera, Los Arejos a Níjar, de Níjar al Río Andarax y el siguiente a El Puche. Su intención es que las obras se puedan iniciar el año 2019, utilizando la cofinanciación de los Fondos Feder, dentro del programa operativo para el periodo 2014-2020.

Los propietarios de esta fincas son privados, y de los Ayuntamientos. Algunas también corresponden a diversas administraciones o entidades como el Ministerio de Fomento, Comunidad de Regantes de Lorca, o los regantes de Librilla. Incluso el grupo alimentario El Pozo tiene 7 propiedades afectadas con más de 16.000 metros cuadrados.

Según los Presupuesto Generales, esta línea de casi 200 km de longitud necesita casi 1.900 millones, pero la previsión de gasto para el 2018 sólo es de 82 millones en Murcia, por lo tanto, la fecha de finalización de 2022-2023 es poco creíble. Por ello los empresarios de Valencia, Murcia y Andalucía consideran que el proyecto está muy retrasado y que al ritmo actual los plazos se van a ampliar más de 10 años.

El Gobierno Central es muy optimista y dice que en 2018 estarán redactados los proyectos de los seis tramos entre Murcia y Almería, y se pondrá en marcha la colocación del ancho internacional entre Almería y Granada, lo que supondrá una renovación total de la vía y su electrificación. Lo que se unirá a las obras casi acabadas entre Granada y Antequera, aunque falta la conexión troncal de Bobadilla a Algeciras.

Una gran cantidad de empresarios se unen en apoyo al tren Bobadilla-Algeciras

Un encuentro de empresarios participan en apoyo de la plataforma por el Corredor Mediterráneo, indicando su malestar por el retraso y la escasez de inversiones.

Según informa el Diario Sur, ha sido una jornada histórica, pues nunca antes se había conseguido reunir a tantos empresarios y directivos de todo el arco mediterráneo español en la Bahía de Algeciras. El encuentro ha sido organizado por la plataforma por el Corredor Mediterráneo y sirve para visualizar el malestar de los participantes por el retraso y la escasez de inversiones en esta infraestructura, que es clave para dar servicio al puerto de Algeciras.

Se recordó que el puerto algecireño tiene un volumen de exportación muy importante, y que Andalucía fue el año pasado la segunda comunidad autónoma en ventas al exterior, sólo por detrás de Cataluña. Además, recordó que esta es la principal conexión de Europa con el norte de África, «por tanto, es un factor imprescindible de competitividad.

También que este año se destinen cantidades irrisorias y que además no se ejecutan, se quedan en papel mojado y los avances son mínimos.

El corredor no es exclusivo ni excluyente de nadie, es una obra prioritaria y con la fuerza empresarial la vamos a conseguir.  El eje ferroviario Algeciras-Bobadilla es fundamental, y, frente a las suspicacias territoriales, el Corredor Mediterráneo no va en contra de nadie, y es necesario completar la España radial con la España circular.

También se ha presentado la acción itinerante del Movimiento #QuieroCorredor. Un autobús con una exposición interactiva sobre el proyecto recorrerá ciudades del arco mediterráneo como Granada, Málaga, Cartagena, Lorca, Alicante, Castellón, Reus y Martorell. El cierre de la acción itinerante será un gran acto empresarial el 27 de septiembre en Barcelona. La campaña #QuieroCorredor cuenta ya con más de 68.000 firmas de apoyo.

El objetivo final consiste en reclamar mayor celeridad en la ejecución del Corredor Mediterráneo, que discurrirá desde la frontera francesa hasta Algeciras, uniendo ciudades como Barcelona, Valencia, Alicante, Almería, Murcia y Málaga y conectándolas a su vez con el resto de Europa.

https://elcorredormediterraneo.com/

Encajar todas las piezas del Corredor Mediterráneo.

El Corredor Mediterráneo lleva un gran retraso, pero al menos parece que en algunas zonas se ve el final del tunel. El objetivo principal es unir Gerona con Algeciras, aunque el primer paso es finalizar la conexión Almería – Barcelona (en 6 años). En cuanto a Valencia, la propuesta es más optimista, ya que se indica que para 2020 estarán unidas Alicante, Valencia y Castellón, aunque existe un punto crítico en La Encina.

Mirando hacia el norte, el asunto está avanzado en algunas zonas y con atrasos en otras. La situación actual parece que promete su construcción en los próximos años con una velocidad media prevista en torno a los 300 km por hora en algunos tramos a partir de Valencia, ya que según los técnicos en la capital valenciana existe un cuello de botella que complica la comunicación de personas y mercancías.

Mirando al sur, las obras se están realizando a una velocidad media lenta, se espera que se coenecte Alicante y Murcia-Cartagena, y por ejemplo para viajar en alta velocidad desde Valencia a la capital murciana (con varios temas pendientes y sin resolver) se estima un tiempo de 75-80 minutos.

Pero el problema se amplía de Murcia a Almería y Granada, donde el gobierno hace muchas promesas que no cumple. El plan de Fomento indica que el servicio la infraestructura estará en marcha en 2024. El tiempo previsto Almería – Valencia es de más de 2 horas, de Almería – Alicante es 1 hora y media, o de Almería – Barcelona en 6 horas.

En el recorrido al norte de Almería existen tramos con pocas obras, como son los de Almería-Níjar, Níjar-Los Arejos, Vera-Pulpí, Pulpí-Lorca, y Lorca-Sangonera. Además se complica la situación legal en las ciudades de Almería, Lorca y Murcia. El AVE sólo tendrá vía doble en los tramos ya construidos entre Vera y Los Arejos, una zona que actuará como punto de adelantamiento de trenes.

El resto del trazado será en vía simple o doble pero con anchos diferentes (ibérico para los Cercanías Águilas-Murcia y europeo para los trenes veloces). La plataforma de vía doble discurrirá entre Murcia y Pulpí. Además, en el tramo de la Línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia los trenes veloces compartirán infraestructura con los Cercanías Murcia-Lorca-Pulpí-Águilas.

Los tramos más importante y con mayor impacto del Corredor Mediterráneo son los siguientes

·       FIGUERES – GIRONA
·       GIRONA – BARCELONA
·       BARCELONA – TARRAGONA
·       VANDELLÒS – CASTELLÓN
·       CASTELLÓN – VALENCIA
·       VALENCIA – ALICANTE – MURCIA
·       MURCIA – ALMERÍA
·       ALMERÍA – GRANADA – ALGECIRAS

Caso Algeciras, Almería y Valencia

CASO ALGECIRAS.

Algeciras se considera el inicio del Corredor Mediterráneo, aunque en la actualidad está conectado con estructuras obsoletas. A pesar de su importante industria química y metalúrgica y tener el primer puerto del Mediterráneo en tráfico de mercancías, Algeciras sigue desconectada de Europa en Ancho Internacional.

Pero también está desconectada del resto de Andalucía, por ejemplo en el subtramo más problemático como el de Algeciras-Bobadilla existe una vía única de Ancho Ibérico sin electrificar cuyo trazado solo permite velocidades lentas y gran dificultad para el transporte de mercancías. Además, sigue sin actividad el estudio de la línea por la costa Almería-Málaga-Algeciras, y está pendiente una estación intermodal en Málaga.

CASO ALMERÍA. (La Isla de Almería)

Esta provincia de Andalucía está casi aislada por ferrocarril, sólo tiene 68 kilómetros operativos de vías en su territorio, a Madrid se tarda 7 horas y a Barcelona 13 horas. Almería es un gran foco de creación de riqueza, la huerta de Europa, la tierra de la agricultura intensiva y del mármol, y está a la cabeza en exportaciones de alimentos en Andalucía, ya que vende al exterior el 80% de su producción. Cada día salen más de 1.200 camiones para Europa, lo que correspondería a 40 trenes circulando.

Las conexiones directas con Málaga o con Murcia sólo se pueden realizar por carretera, ya que no existen vías férreas. Con Granada sí existe conexión antigua con tren, y que sirve para viajar a Sevilla, Madrid o Barcelona. En la actualidad no se ha puesto en marcha ningún sistema de desplazamiento organizado de hortalizas al centro de Europa.

CASO VALENCIA.

En la actualidad existe un intenso tráfico de pasajeros de salida de Valencia hacia el Norte, especialmente a Barcelona, utilizando una vía de ancho ibérico con un velocidad media. Sin embargo hacia el Sur, el tráfico es muy raquítico, ya que las comunicaciones vía ferrocarril son antiguas y obsoletas.

Valencia puede ser un eje fundamental para reducir los tiempos de viaje y aumentar la frecuencia entre las principales ciudades del Sur de España y Europa. Una conexión rápida por la Comunidad Valencia permitirá que los principales núcleos urbanos de la costa mediterránea, puedan incrementar el negocio del sector turístico del Arco Mediterráneo, incrementar las exportaciones españolas de frutas y verduras, y al mismo tiempo atraer nuevas inversiones.