La entidad Puertos del Estado incide en la importancia del Corredor Mediterráneo y en su relación con la nueva Ruta de la Seda que enlaza Europa con China. La Ruta de la Seda más eficiente, rápida y económica pasa por España, por ser un país de excelente localización, estratégico, con puerto importantes y con potencial desarrollo de infraestructuras terrestres como el Corredor Mediterráneo que permiten que ciudades como Algeciras, Málaga o Valencia conecten rápidamente con Asia.

En mayo en China se ha presentado la conferencia “El corredor mediterráneo español, parte esencial de la nueva Ruta de la Seda: una oferta multimodal competitiva para los tráficos China-Europa”, donde se analiza un planteamiento estratégico y conectado entre Asia y Europa no sólo por mar sino también con apoyo terrestre del Corredor Mediterráneo, que acercará China a los principales centros de distribución y consumo de Europa en poco tiempo y con gran en costes.

El presidente de Puertos del Estado, José Llorca señala que el corredor Asia-Europa es el segundo del mundo y en los últimos años la creciente actividad en los puertos del Mediterráneo les ha permitido posicionarse por delante de otros competidores en la gestión de los millones de toneladas de mercancías. En ello ha participado de un modo activo los puertos españoles, que han duplicado el número de sus infraestructuras hasta convertirse en puertos modernos que acogen las terminales más eficientes con los mejores índices de operatividad.

La gestión de los puertos y su conexión con camiones ha permitido además una considerable reducción de los tiempos de tránsito permitiendo una movilidad de mercancías más eficiente. De esta forma, los puertos del Estado se han convertido en la llave para llegar al corazón de Europa. Por ello las grandes empresas logísticas y navieras como Maersk, MSC, Noatum, Hutchison o TTI Algeciras operan en España y aprovechan su ventaja diferencial con respecto a otras países.

El encuentro y las jornadas de trabajo se desarrolla en Transport Logistic China, que está considerado el mayor encuentro del sector logístico del continente asiático y permitirá mejorar contactos con el mercado chino de este sector. Hace 2 años la feria contó con más de 600 participantes, con 20.000 visitantes de más de 60 países diferentes y, en esta edición, las previsiones son mayores. La octava edición de esta feria se centrará en la nueva estrategia china, así como en analizar las tendencias digitales y en la optimización de las nuevas rutas.