El corredor Mediterráneo

Las provincias del Arco Mediterráneo cuenta con un 45% de la población de toda España y es el eje más importante de desarrollo europeo por su capacidad de generar progreso económico y de conectar los territorios del norte y sur de Europa. Un euro invertido en infraestructura en esta zona, puede multiplicarse por cinco en varios años.

En las carreteras del Mediterráneo circulan casi 2 millones de camiones, por lo que se genera un incremento de tráfico, y la consiguiente congestión, problemas circulatorios, crecimiento de contaminación y aumento de accidentes. Todos estos problemas se minimizarían con el funcionamiento del Corredor Mediterráneo.

Actualmente el retraso del Corredor Mediterráneo produce pérdidas y sobrecostes económicos importantes, y al mismo tiempo perjudica la competitividad y la fortaleza de la economía española. Estas prórrogas injustificadas o la lentitud con que se están llevando a cabo las obras representan un alto coste para la economía del Arco Mediterráneo, y por tanto de España.

Existe un diferencial importante de coste de transporte entre el camión y el tren, aproximadamente cinco céntimos de euro por kilo transportado. Por ello se perjudica a muchos sectores productivos y somos menos competitivo en Europa. En definitiva se puede hablar de un problema de ineficiencia económica, y de importante pérdidas acumuladas durante el retraso.

En economía y en política económica los tiempos son fundamentales, especialmente en las actuaciones que afectan directamente a las infraestructuras productivas y proyectos de largo alcance. Por ello, los ciudadanos debemos exigir un mayor compromiso y rapidez en el desarrollo de las obras.
Por todo ello, es una necesidad la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo, para ser un país más competitivo, generar empleo y cambiar el modelo productivo, con apoyo del transporte, logística, servicios avanzados y nuevos sectores productivos de alto valor añadido. Al mismo tiempo, podemos ser zona de tránsito entre las mercancías entre Europa y Asia.

TRAMOS MÁS IMPORTANTES

Los tramos más importante y con mayor impacto del Corredor Mediterráneo son los siguientes:

  • FIGUERES – GIRONA
  • GIRONA – BARCELONA
  • BARCELONA – TARRAGONA
  • VANDELLÒS – CASTELLÓN
  • CASTELLÓN – VALENCIA
  • VALENCIA – XÀTIVA
  • XÀTIVA – LA ENCINA
  • LA ENCINA – ALICANTE – MURCIA
  • MURCIA – ALMERÍA
  • ALMERÍA – GRANADA – ALGECIRAS

España necesita pasar de Radial a Circular. Las comunicaciones en general y la ferroviaria en particular deben dejar su estructura radial y conectar los territorios de una manera circular, con gran impacto en las provincias mediterráneas. Además, las personas y mercancías deben tener una plataforma rápida y operativa para unir Algeciras con la frontera francesa, mediante conexiones en la zona del Mediterráneo.