El Corredor Mediterráneo lleva un gran retraso, pero al menos parece que en algunas zonas se ve el final del tunel. El objetivo principal es unir Gerona con Algeciras, aunque el primer paso es finalizar la conexión Almería – Barcelona (en 6 años). En cuanto a Valencia, la propuesta es más optimista, ya que se indica que para 2020 estarán unidas Alicante, Valencia y Castellón, aunque existe un punto crítico en La Encina.

Mirando hacia el norte, el asunto está avanzado en algunas zonas y con atrasos en otras. La situación actual parece que promete su construcción en los próximos años con una velocidad media prevista en torno a los 300 km por hora en algunos tramos a partir de Valencia, ya que según los técnicos en la capital valenciana existe un cuello de botella que complica la comunicación de personas y mercancías.

Mirando al sur, las obras se están realizando a una velocidad media lenta, se espera que se coenecte Alicante y Murcia-Cartagena, y por ejemplo para viajar en alta velocidad desde Valencia a la capital murciana (con varios temas pendientes y sin resolver) se estima un tiempo de 75-80 minutos.

Pero el problema se amplía de Murcia a Almería y Granada, donde el gobierno hace muchas promesas que no cumple. El plan de Fomento indica que el servicio la infraestructura estará en marcha en 2024. El tiempo previsto Almería – Valencia es de más de 2 horas, de Almería – Alicante es 1 hora y media, o de Almería – Barcelona en 6 horas.

En el recorrido al norte de Almería existen tramos con pocas obras, como son los de Almería-Níjar, Níjar-Los Arejos, Vera-Pulpí, Pulpí-Lorca, y Lorca-Sangonera. Además se complica la situación legal en las ciudades de Almería, Lorca y Murcia. El AVE sólo tendrá vía doble en los tramos ya construidos entre Vera y Los Arejos, una zona que actuará como punto de adelantamiento de trenes.

El resto del trazado será en vía simple o doble pero con anchos diferentes (ibérico para los Cercanías Águilas-Murcia y europeo para los trenes veloces). La plataforma de vía doble discurrirá entre Murcia y Pulpí. Además, en el tramo de la Línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia los trenes veloces compartirán infraestructura con los Cercanías Murcia-Lorca-Pulpí-Águilas.

Los tramos más importante y con mayor impacto del Corredor Mediterráneo son los siguientes

·       FIGUERES – GIRONA
·       GIRONA – BARCELONA
·       BARCELONA – TARRAGONA
·       VANDELLÒS – CASTELLÓN
·       CASTELLÓN – VALENCIA
·       VALENCIA – ALICANTE – MURCIA
·       MURCIA – ALMERÍA
·       ALMERÍA – GRANADA – ALGECIRAS